Museos
Imprimir

Museo de Navarra

*Museo de Navarra

Cuesta de Santo Domingo, s/n. Tel. (+34) 948426492./. Está instalado en el antiguo Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia, frente al Palacio Real, y preside el arranque de la cuesta de Santo Domingo. Alberga colecciones arqueológicas y artísticas relacionadas directamente con Navarra a lo largo de la historia. Este edificio es sede museística desde 1956 cuando la amplitud de fondos obliga a abandonar la antigua sede, situada en la actual Cámara de Comptos. Esta capilla es uno de los ejemplos del denominado estilo gótico-renacimiento que hay en Pamplona. Ha sido rehabilitada recientemente como sala permanente de arte sacro renacentista y barroco. Su portada barroca (1733) procede de la Iglesia de la Soledad, de Puente la Reina, y fue colocada aquí en 1934. La parte nueva del  Museo, inaugurada en 1990 acoge la colección permanente. Está situada en las cuatro plantas de la crujía oeste del edificio, y se ordena cronológicamente de abajo arriba.
La planta baja está dedicada a exposiciones temporales y conferencias. En el jardín que da a las murallas se exponen al aire libre algunos mosaicos y restos arqueológicos. Destacan, a modo de mirador, unas tracerías góticas procedentes del  Monasterio de Iranzu. La colección del Museo de Navarra de distribuye de la siguiente manera:

Planta 1: Prehistoria, Arte Romano, Arte Medieval
Planta 2: Arte Medieval y Renacimiento
Planta 3: Barroco y siglo XIX
Planta 4: Siglos XIX y XX

Las obras más destacadas son el Mosaico de Teseo, la Arqueta de Leire y el retrato del Marqués de San Adrián, de Goya.
Mosaico de Teseo. El museo posee una interesante colección de mosaicos romanos, encontrados sobre todo en villas
rurales (Liédena, Lumbier), y hacia el Bajo Imperio (siglos IV y V). El de Teseo y el Minotauro (140x160 centímetros), que procede de Pamplona, es el más conocido y valioso. Recoge la escena central de un pavimento en el que estaría  representado al completo el laberinto de Creta. La lucha de Teseo es abundante en el arte romano.
La Arqueta de Leyre es un ejemplo excepcional de marfil hispanoárabe procedente del Monasterio de Leyre y realizado en
el año 1005 en el taller de Medina Zahara para el hijo de Almanzor. Muestra escenas de la vida cortesana.
El cuadro Marqués de San Adrián fue firmado por Goya en 1804 y es la obra cumbre del Museo. Se trata de uno de los
mejores retratos del pintor aragonés, amigo personal del marqués, de nombre José María de Magallón y Armendáriz. El noble, un afrancesado que aparece vestido para montar a caballo, llegó a ser chambelán de José Bonaparte, rey títere de Napoleón en España. Horario: De martes a sábado, 9.30-14.00 horas; 17.00-19.00 horas. Festivos: 11.00-14.00 horas. Lunes: cerrado

*Museo del Encierro.

Pamplona tiene desde el 1 de julio de 2010 un Museo de Encierro. Ubicado en pleno recorrido del encierro pamplonés, en la calle Mercaderes 17, entre la Plaza del Ayuntamiento y la mítica Estafeta, ofrece al visitante un contenido completo y moderno relacionado con la célebre carrera matinal con toros bravos. El museo cuenta con un recorrido expositivo que combina, de manera moderna y equilibrada, elementos tangibles, tradicionales, relacionados con el encierro pamplonés y la última tecnología audiovisual, lo que le convierte en un espacio dinámico y respetuoso con la esencia del encierro de Pamplona.

*Museo Oteiza
El Museo Oteiza alberga la colección personal del reconocido escultor y artista integral (Orio 1908- San Sebastián, 2003), compuesta por 1.650 esculturas , 2.000 piezas de su laboratorio experimental, además de una extensa presencia de
dibujos y collages. Se encuentra situado en el entorno rural de la localidad de Alzuza, a 9 km de Pamplona, y expone una selección representativa de la obra del artista vasco, uno de los creadores más significativos de la escultura del siglo XX.
El Museo Oteiza es obra del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza, que proyectó un gran cubo de hormigón rojizo, donde acoger la colección del escultor e integrar la vivienda ocupada por Jorge Oteiza durante dos décadas, ahora rebautizada como casa-taller. Este edificio singular ha sido específicamente creado bajo el propósito de la sencillez y el equilibrio entre contenido y continente. Ya lo dijo el arquitecto: "No puedo caer en la contradicción de hacer una escultura para contener esculturas. Cuanto más elemental y simple resulte, más monumentales resultarán las esculturas que se ofrezcan en su interior". La rehabilitación y exposición museográfica de la casa-taller propone un itinerario por tres espacios básicos, habitados y conformados por el artista. Se trata de El Laboratorio, centrado en el proceso creativo y la obra del artista; La Casa, testimonio del hogar el artista y lugar de intimidad y reflexión, y el Taller, que acoge los espacios para desarrollar los talleres didácticos para el aprendizaje estético del niño.